Boletín 4: Analizamos gasto en biodiversidad a partir de una muestra del gobierno central

Junto con la revisión de políticas, prácticas e instituciones que inciden en la biodiversidad, nuestro proyecto contempla un fuerte componente de revisión de gastos.

Como ya hemos mencionado, Biofin Chile es un proyecto que se aboca a la estimación y análisis del gasto público
asociado a la biodiversidad, correspondiente al gobierno central.  Es así que comprende el período 2010-2014, a partir de una muestra de cinco ministerios (Agricultura, Economía, Energía, Medio Ambiente y Minería) y 18 servicios públicos.

El trabajo que realiza Biofin servirá de insumo para planificar la Estrategia Nacional de Biodiversidad y Planes de Acción Nacionales (NBSAP), de manera que los análisis que efectúe se utilizarán para determinar la magnitud de los esfuerzos necesarios en la mNota 141015 BD y economia_verde2ovilización de los recursos.

Para lograr estos objetivos, el proyecto trabaja con una metodología particular, con la cual está analizando los factores impulsores de políticas y prácticas de cambio en la biodiversidad y los ecosistemas, haciendo además una revisión institucional sobre este tema.

Luego de estas dos primeras fases, se realiza un análisis de los gastos presupuestados y devengados de las instituciones públicas que financian iniciativas, programas, planes y proyectos relacionados con la biodiversidad.

En el caso de nuestro país, el análisis corresponde a los cinco ministerios definidos, a los que además se agrega la Subsecretaría de Desarrollo Regional (dependiente del Ministerio del Interior y Seguridad Pública).

En términos del porcentaje del gasto público del gobierno central analizado, se alcanza un promedio equivalente al 8%. Esto implica que la línea de base presupuestaria sectorial solo da cuenta de una porción del gasto, la que corresponde a los ministerios y servicios con mayor probabilidad de tener asignaciones presupuestarias asociadas a biodiversidad.

Por lo tanto, los análisis entregados por este proyecto, constituirán una primera aproximación a la estimación del gasto en biodiversidad del gobierno central, con un sesgo a la subestimación de su magnitud, dado que –por los alcances del mismo- no se analizarán la totalidad de los ministerios y servicios.